Patrocinadores

Anciana de 87 años sufre rara condición que le hace crecer un cuerno en la frente

Esta rara condición médica, producida por queratina, se dio luego de que un lunar negro comenzara a ganar tanto tamaño que acabó creciendo hasta de cinco centímetros de diámetro. 



Liang Xiuzhen, una anciana de 87 años, se dirigió al doctor acomplejada por un enorme cuerno que salía de su frente. La señora, de la ciudad de Sichuan, en China, llevaba dos años con esta extraña condición médica que no deja de crecer.

Todo comenzó cuando, alrededor de ocho años atrás, un lunar negro creció en su cabeza, a la altura de la línea del cabello, en la parte superior de su frente. De pronto, el lunar le producía picazón, por lo que sus familiares lo comenzaron a tratar con hierbas medicinales locales.

Como el tratamiento parecía funcionar, y la anciana no presentó efectos secundarios, dejaron de preocuparse. Hasta que un día, hace dos años atrás, el lunar se partió en dos y un pequeño cuerno comenzó a emerger de su piel.

Al principio, la protuberancia sólo era del porte de un meñique y llegó a medir dos centímetros y medio.



"Fuimos al hospital y los doctores no pudieron diagnosticarla con nada", afirmó Wang Zhaojun, el hijo de la señora, al medio internacional People's Daily Online.

"A mi madre no le gusta ir al centro de asistencia médica porque cree que nunca podrá salir de ahí", por lo que decidieron volver a casa sin un diagnóstico.

El pequeño cuerno dejó de crecer, por lo que la familia decidió no darle mayor importancia. Sin embargo, este año, mientras Wang Zhaojun le lavaba el pelo a su madre, pasó a llevar su cuerno. De inmediato, otro más grande comenzó reemplazarlo, creciendo rápidamente.

A los seis meses ya tenía esta protuberancia de 13 centímetros de largo y cinco centímetros de diámetro, y que se veía muy similar al cuerno de un rinoceronte, tanto en forma como en color.

"Ahora es doloroso, a veces tan doloroso que me despierta en medio de un sueño profundo", explicó la anciana.

La piel que rodea el cuerno cada vez se hace más sensible. A veces sangra y otras se enrojece provocándole más dolor.



Los doctores identificaron la protuberancia como un "cuerno cutáneo". Esto es una patología dermatológica que se manifiesta en un cúmulo de queratina (la misma proteína que componen nuestro pelo y uñas) que puede aparecer en el rostro, cuello, muñecas o cualquier parte del cuerpo que reciba grandes cantidades de sol.

La estructura puede removerse con la ayuda de una cirugía, sin embargo, la anciana se rehúsa a aceptar el tratamiento. Los doctores están investigando si el cuerno podría ser cancerígeno. Si es así, Zhaojun afirma que su madre no tendrá opción de negarse.

Fuente: Soy Chile

Anon Hispano

Colectivo ciudadano de información y análisis. Google

0 comentarios: